lunes, 8 de julio de 2019

¿Qué hace que los perros quieran apoyar su cabeza contra la pared?


Creo que la primera reacción que tenemos cuando vemos a nuestro perro haciendo esto, es tomarlo con mucho humor: es decir, vemos a un perro que está apoyando su cabeza en contra de la pared, y solo nos hace pensar en que debemos de tomarle una foto para compartirla en las redes sociales, o quizás pensamos que ha logrado encontrar una comunidad de bichos que quiere escuchar a través de las paredes.

Ahora bien, que pensemos eso no quiere decir que tenemos la verdad, de hecho, estamos muy lejos de la realidad.

Hay varias formas en las que podemos darnos cuenta cuando nuestro perro escucha algo y también cuando no lo está haciendo: si vemos que de forma constante ejerce presión de la sien contra cualquier otro objeto, entonces se acabaron los juegos. Lo que nos está tratando de decir nuestro perro es que se encuentra en sufrimiento, lo que debemos de hacer es llevarlo rápidamente al veterinario, o hasta su vida podría estar en peligro.

La verdad es que no debemos de dejarlo llegar hasta ahí, pues con tan solo notar algún tipo de cambio en su comportamiento, inmediatamente se lo deberíamos de comentar a una persona especialista, esto a pesar de que pareciera como que solo quiere que lo acariciemos.

Este es un caso bastante delicado, puesto que, si tenemos la oportunidad de ver a nuestra mascota presionando su cabeza contra la pared en ocasiones muy repetidas, puede ser que este padeciendo de algún malestar físico muy fuerte. Esto tiene nombre, y se le conoce como “head pressing”, los animales les hacen presión a sus cerebros, y de esta manera alivian un poco su dolencia, en casos muy graves hasta podría ser porque tengan tumores cerebrales, o cualquier tipo de enfermedad relacionada al metabolismo, o quizás hasta podrían sentirse envenenados con plomo.

Al mismo tiempo que presentan este tipo de gesto, también podríamos encontrar otros comportamientos que no sean nada naturales, podrían presentar ceguera, perdida de la mirada, giros que hagan sobre sí mismos y que no puedan controlar, y en algunos casos hasta podrían presentar perdida de los reflejos que poseen.
Lo más claro, es que inmediatamente debes de proceder a visitar al veterinario. Le harán muchas pruebas en un centro profesional, se comenzará por las más básicas, y esperamos que todo lo que estés pasando con tu mascota solamente se deba a una inflamación o algo básico, lo cual normalmente se trata en casa.