viernes, 8 de marzo de 2019

TAC y cáncer de pulmón entre fumadores y ex-fumadores


En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association de 7 de Marzo de 2007, investigadores de la Clínica Mayo, Rochester, Instituto Tumori de Milán, y el Moffit Cancer Center, Tampa, Florida, se proponen estudiar si el screening de individuos fumadores, antiguos o actuales, libres de síntomas, puede incrementar la frecuencia del teléfono de San Pablo y de la resección de este cáncer o puede reducir el riesgo del cáncer avanzado de pulmón o de muerte por este tipo de cáncer.

El estudio ha sido diseñado como un análisis de 3.246 individuos libres de síntomas, actuales o antiguos fumadores, en los que se ha practicado un screening por cáncer de pulmón, comenzando en el año 1998, durante una media de seguimiento de 3,9 años.La intervención realizada en todos los individuos ha sido un exploración anual con TAC a dosis bajas de radiación, junto con una completa evaluación y tratamiento de los nódulos pulmonares detectados.

Se compararon el número de casos de cáncer de pulmón detectados, el número de resecciones pulmonares de nódulos detectados, los casos de cáncer de pulmón avanzado y las muertes por cáncer de pulmón en los individuos sometidos a los screenings anuales con el número de casos previstos según un modelo matemático de predicción. Los resultados fueron los siguientes: En 144 individuos se diagnosticó un cáncer de pulmón en comparación con los 44,5 casos previstos.

Casos diagnosticados de cánceres de pulmón avanzados


En 109 individuos se realizó una resección pulmonar en comparación con las 10,9 previstas. Sin embargo, no hubo evidencia de disminución en el número de casos diagnosticados de cánceres de pulmón avanzados (42 individuos con 33,4 esperados) ni de muertes por cáncer de pulmón (38 muertes debidas a cáncer de pulmón en comparación a 38,8 muertes esperadas).

Las conclusiones de los autores son las siguientes: El screening del cáncer de pulmón con tomografía axial computorizada (TAC) a bajas dosis, puede incrementar el número de cánceres de pulmón diagnosticados y tratados, pero no reduce el riesgo del cáncer de pulmón avanzado o de muerte por cáncer de pulmón.

Hasta que se disponga de datos más concluyentes los individuos libres de síntomas, fumadores antiguos o actuales, no deben ser sometidos a screening anual con TAC para detectar el cáncer de pulmón, fuera de ensayos clínicos con una razonable probabilidad de que sirvan para clarificar la relación entre beneficios potenciales y riesgos.