sábado, 16 de febrero de 2019

Ejercicios para tonificar nuestros brazos


Para muchas personas, tonificar los brazos y darles firmeza es una prioridad. Mucha gente quiere mejorar sus brazos, que tengan más forma, flexibilidad y fuerza, pero mientras que hacerlo puede llevar algún tiempo hay muchos ejercicios para comenzar ahora mismo.
El curl de bíceps con barra es un clásico que ayuda a conseguir firmeza rápido. Párate con los pies a la altura de los hombros, mantén el cuerpo firme y derecho y levanta la barra hasta la zona de los pectorales, luego desciende. El músculo que tiene que trabajar es el del bícep.

El press de banca con agarre cerrado es un ejercicio para tríceps (parte posterior del brazo) que también puede ayudarte en tu objetivo. Recostado sobre la banca toma la barra con agarre cerrado y que ésta esté a la altura del pecho medio, al descender llévala hacia las costillas inferiores aproximadamente. La barra en ningún momento debe golpear tu cuerpo y las repeticiones deberían hacerse rápidamente para facilitar el ejercicio.

Las extensiones hacia atrás son también ejercicios que trabajan nuestros tríceps, pero que requieren un ejercicio alternado primero de un brazo, luego del otro y que se haga con mancuernas. Para hacerlo inclina el cuerpo hacia adelante como en una posición flexionada similar a si hicieras remo con barra parado. Lleva los codos hacia atrás a nivel del torso y comienza el ejercicio estirando el brazo hacia atrás, empujando con el trícep. El ejercicio es más fácil de hacerlo que de explicarlo, pero cuando lo hagas cuida la técnica y especialmente cuida el peso que no sea demasiado pesado. El ejercicio puede hacerse con un brazo a la vez, o con los dos.

Ejercitar el abdomen mediante la extensión del tríceps


Las extensiones de tríceps ofrecen una increíble oportunidad para ejercitar también nuestros abdominales, en especial si contamos con una pelota de fitness. Para hacerlo tienes que sentarte (preferiblemente en una de estas pelotas), sostener una mancuerna en cada mano y estirar las manos con el peso directamente sobre tu cabeza. Lo siguiente es mantener la parte del brazo hasta el codo firme arriba de la cabeza y bajar el peso hacia atrás hasta que los brazos formen un ángulo de 90 grados aproximadamente. Mantén la espalda derecha y no bloquees los codos al hacer el ejercicio. Al sentarte en la pelota e incluir el factor inestabilidad tus abdominales además conseguirán un acondicionamiento intenso.

El último ejercicio es probablemente uno de los más conocidos y no requiere nada más que tu cuerpo. Las flexiones de brazos no solo ejercitan los tríceps sino también los bíceps y no requieren nada de equipamiento. Pueden hacerse abiertas o cerradas, con los pies en el suelo o sobre una banca o silla para mayor intensidad. Puedes alternar repeticiones abiertas con repeticiones cerradas y hacer tantas repeticiones como te sea posible.

Como ves, darles firmeza a nuestros brazos no es muy complicado solamente se requieren una barra y mancuernas, y luego incluir estos ejercicios dentro de un programa de ejercicios más completo. Todos los gimnasios tienen este equipamiento, y hay disponibles muchas opciones online para comprar barras y mancuernas.

viernes, 15 de febrero de 2019

Cuatro preguntas antes de comprar máquinas de fitness

Fuente: www.farmaciadelahorro.mx

Ya que la cantidad de equipamiento de fitness existente en el mercado es literalmente enorme, elegir la máquina apropiada para ti puede ser un desafío descomunal. Así que para ayudarte a tomar la decisión correcta a continuación hay unas cuantas preguntas que deberías hacerte antes de comprar.

¿Necesito esta pieza de equipamiento?

Primero lo primero, comprar un aparato de ejercicios nunca es garantía de que lo utilizarás. Una de las principales cosas a examinar son tus objetivos y la seriedad con que te tomes esos objetivos.

  • ¿quieres bajar la panza?
  • ¿te gustaría tener bíceps más grandes o ganar masa muscular?
  • ¿disfrutas correr o andar en bici?

Entonces, a partir de las respuestas a estas y a otras preguntas que te hagas saldrá la respuesta. Si ganar masa muscular es tu objetivo probablemente te convenga saltearte la cinta de correr y pensar más en una multiestación, por ejemplo, o un set de barras, discos y mancuernas.

¿Puedo pagarla?

Un error común es creer que si compras algo costoso eso te hará utilizarlo más. Esto no es cierto en absoluto. Seguramente, la utilizarás más al principio, pero tan pronto se le vaya lo nuevo tiene las mismas posibilidades de quedar como un perchero costoso.

En cuanto a la calidad, en general a mayor calidad mayor será el costo y mas características serán a las que tienes acceso. Si nuevo es algo que no está en tu presupuesto, usado y de muy buena calidad y estado tampoco hace daño como opción.

Lo que sea que elijas asegúrate de que se ajusta a tus objetivos. Si la usas y ves resultados entonces en el largo plazo habrá sido una buena inversión.

¿Tengo suficiente espacio?

Considerar cuánto espacio hay disponible en tu casa a menudo es algo subestimado. Tampoco hay que hacer muchas medidas ni utilizar un programa de diseño de interiores para determinar el espacio. Simplemente considera el lugar en donde piensas utilizar tu nueva máquina y que tenga las medidas para entrar en ese ambiente sin que te estés chocando con otras cosas. Si te encuentras incómodo esa es una contra que a la larga se volverá una buena excusa.

¿Es segura para ti?

Siempre asegúrate de consultar con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. También asegúrate de que la máquina de fitness que te interese sea segura para ti. Si tienes problemas de articulaciones en la rodilla no te compres una cinta de correr. Si te duele la espalda tal vez una bicicleta de spinning no sea lo mejor y así.

Probar la máquina que se ajuste a tus objetivos antes de comprar es una prioridad. Nunca compres una máquina de fitness por impulso Asegúrate de investigar debidamente así consigues lo mejor y que se ajuste a tus necesidades.

Fuente original