lunes, 24 de diciembre de 2018

Mascarilla mágica de fresas para la piel


Hola chicas y chicos, hoy les traigo un consejo o más bien dicho una mascarilla que les prometo es la mascarilla mágica para la piel, esta es muy utilizada por las actrices en épocas de alfombras rojas por eso es que las vemos con esa piel resplandeciente, iluminada y sobre todo sana, ¿pero lo mejor de todo es que usan poco maquillaje y yo pregunto ¿a quién no le encantaría tener una piel así? Pues déjame decirte que no es imposible porque con lo que traemos hoy estoy segura que obtendrán buenos resultados con esta mascarilla para la piel.

Esta mascarilla mágica para la piel que traemos hoy es para devolverle la luminosidad y el resplandor a la piel y la sacamos nada más y nada menos que de un libro de una persona en Hollywood, en esta mascarilla vamos a utilizar lo siguiente:

  • 4 fresas
  • 2 cucharadas de avena entera o molida
  • 2 cucharadas de miel

Las fresas son un ingrediente fundamental para la piel ya que aporta muchas cosas, este es un tónico para la piel, atenúa visiblemente las ojeras, blanquea la piel, la hidrata, le da luminosidad, es un tratamiento contra el acné, protege la piel del sol y sobre todo le da luminosidad a la piel.

Muchas veces cuando compramos fresas en el supermercado estas no son muy duraderas, se dañan muy rápido y por ende uno no alcanza a comerlas todas, entonces por eso está bien uno comerse una porción y pues ya entonces la que queden la utilizamos para la mascarilla.

Elaboración de la mascarilla mágica para la piel

antes de empezar quiero decirles que es muy importante que los ingredientes sean 100% naturales porque veremos mejores resultados. Tomamos cuatro fresas, la lavamos muy bien y procedemos a machacar y para tener una excelente mascarilla mágica para la piel, hidratante y nutritiva vamos a agregarle la avena, yo preferí utilizarla en polvo para una mejor consistencia de la mascarilla, pero si ustedes la tienen entera o en hojuelas no hay problema la pueden utilizar de todos modos.

Entonces procedemos a adicionarle a las frezas dos cucharadas de avena y dos cucharadas de miel y procedemos a mover asta unificar todos los ingredientes y obtener una consistencia pastosa de la mezcla.

Ahora limpiamos nuestra piel muy bien y procedemos a aplicar la mascarilla con una brocha para la cara, la aplicamos en toda la cara y en las partes del cuello. Te recomiendo que hagas esta mascarilla diariamente por tres días y la dejes reposar veinte minutos, vas a ver que tu piel se tornara muy fresca, luminosa y sobre todo hidratada.
Si eres alérgica o alérgico a alguno de los ingredientes recomiendo no realizar la mascarilla.