lunes, 8 de octubre de 2018

La relajación a través de la música


Seguramente, más de una vez hemos estado en una situación crítica, a punto de estallar y sin solución aparente: problemas familiares, separaciones, pérdida de empleo, rupturas matrimoniales, cualquier momento que altera nuestras endorfinas y hace que perdamos la alegría, la seguridad y la confianza en nosotras mismas, pudiendo abrir desgraciadamente una brecha llamada depresión.

La música es muy importante para controlar y llevar nuestro estado de ánimo de manera positiva y concluyendo con una filosofía que aplico en mi día a día y se basa en ver siempre lo positivo dentro de lo negativo y viceversa.

Esta creencia está basada en el Yin Yang, un tipo de filosofía oriental que tiene sus origenes en el confucionismo, el taoísmo y otras religiones agrarias de China. A través del Yin y el Yang sabrás como las situaciones que transcurren en tu vida tienen un por qué y una respuesta que no siempre podrá agradarte pero que deberás analizar y entender y así continuar tu camino por el sendero de la vida. La música tiene parte de Yin y parte de Yang ya que no siempre que escuchamos una canción nos afecta de la misma manera.

Música Oriental

Los intrumentos que se usan para este tipo de música están rozando su afinidad con los elementos de la naturaleza y ésto provoca en nuestra mente una apertura a mundos oníricos y fantásticos que pueden desembocar en una respuesta de sensaciones físicas y psicológicas como llanto, felicidad, libertad La música budista, la música zen, las melodías mantra y otras ramas de la música hindú, marroquí, persa, etc hacen que nuestros sentidos se dispersen en una multitud de sensaciones que a veces los seres humanos necesitamos invocar para calmar nuestro interior.

Música Occidental

Vamos a incluir en este apartado todo tipo de música convencional y comercial ya que a veces nuestro interior necesita escuchar una melodía que recuerde a alguien o algo, en este caso cualquier tipo de canción que nos evoque un sentimiento personal es la adecuada. No importa si escuchas heavy metal o un pop suave, aunque la melodía tenga los decibelios más fuertes y para algunos pueda ser malsonante para otros puede llenar de calma y de tranquilidad personal.

Música Clásica

Pensar en este tipo de música es recordar las grandes sinfonías de Mozart, Bach o Beethoven. Escuchar música clásica evoca en nuestra mente una ruptura con el exterior de manera inminente y ayuda a conseguir un estado mental de plena relajación y desconexión del mundo exterior.

Música Fusionada

En este apartado vamos a incluir el resto de melodías y estilos musicales que se crean con la mezcla de diferentes tipos de música. El resultado de este género musical tiene una fuerza armónica muy positiva para los oídos que lo escuchan. El estilo chill-out fusionado con diferentes ramas musicales (flamenco, house, hindú, oriental) nos aportan miles de formas mentales que nos hacen disfrutar de este género que cada día está más a la vanguardia dentro de las últimas tendencias musicales.


La música es una manera de transmitir sentimientos y sensaciones que el ser humano necesita en diferentes momentos de su vida. La música es un tipo de comunicación muy favorable para estimular nuestros instintos y que tal vez éstos no se expresan en otras circunstancias y son estrictamente necesarios para un equilibrio físico y psicológico.