miércoles, 19 de septiembre de 2018

Infecciones gastrointestinales



Las infecciones gastrointestinales; aunque es un padecimiento muy común, la gastroenteritis puede afectar severamente nuestra salud.

Son causadas por múltiples factores, existen medidas que pueden disminuir nuestra vulnerabilidad frente a esta y otras enfermedades.

La gastroenteritis es un término que se refiere a la inflamación o irritación de las membranas que componen el intestino y el estómago.

Bien sea por virus, bacterias o ingesta de alimentos perniciosos, la gastroenteritis se genera cuando la reproducción de microorganismos estomacales se sale de control, afectando al intestino y por supuesto, al estomago.

Aunque generalmente se debe a un virus, existen medicamentos y alimentos que ocasionan molestias similares, por lo que a veces pueden confundirse los síntomas, de ahí que de sostenerse por más de tres días, es obligatoria la realización de un coprocultivo.

Síntomas de la gastroenteritis

Una infección gastrointestinal produce fiebre, pérdida del apetito, diarrea, náuseas, vomito, deshidratación, calambres estomacales y pérdida de peso.

 Consejos

  • No debes tomar leche ni derivados. Se pueden tolerar el yogur natural y los quesos frescos (después de una mejoría franca).
  • Frutas y verduras se evitaran crudas.
  • Evitar durante una semana verduras de color verde: acelgas, espinacas, lechugas, así como la ingestión de almendras, compotas, nueces.

Virus

Shigella.

Se contagia principalmente por contaminación fecal-oral, una vez en el hospedador, dicha bacteria procederá a penetrar las células epiteliales del intestino delgado, lo cual deviene en la rotura de las células que le componen, pudiéndose generar un sangrado. Esta bacteria es además la causante de úlceras estomacales.

Salmonella

Transmitida por contacto directo, vía sexual o contaminación cruzada, son bacterias móviles que además pueden encontrarse frecuentemente en la piel de reptiles, tortugas y alimentos como el pollo crudo y la superficie de los huevos. Esta bacteria puede causar fiebre tifoidea.

Escherichia coli

También llamada E como, es una bacteria que se encuentra generalmente en los intestinos de los mamíferos y por tanto en las aguas servidas.
Esta y otras bacterias son necesarias para el funcionamiento adecuado del proceso digestivo, pues en ausencia de factores virulentos, la bacteria forma parte de la flora intestinal y ayuda a la absorción de nutrientes.
A pesar de esto, ingiriendo alimentos contaminados, puede ser causante de infecciones intestinales, de cistitis, mastitis, septicemia y meningitis.

Giardia

Es un parásito que habita en el tracto digestivo de humanos y otros mamíferos. Debido a su adherencia a las paredes intestinales, pueden afectar el proceso de absorción de nutrientes, causando anorexia, meteorismo, dolor y diarrea.
Un medio de contagio es la ingesta de agua contaminada en parques acuáticos, piscinas, arroyos y lagos, pues este es resistente al cloro.

Prevenir es la clave

  • Lo primero que se debe tener en cuenta cuando se trata de prevenir la aparición de cuadros infecciosos que devengan en gastritis es, la higiene.
  • Lavar muy bien tus manos después de ir al baño o estar en contacto con materia fecal.
  • Evita consumir alimentos o preparaciones improvisadas de vendedores ambulantes.
  • Abstente de consumir pescado y mariscos crudos.
  • Lava el cascarón de los huevos antes de proceder a abrirlos.
  • Refrigera los alimentos de procedencia animal como: lácteos, quesos, carnes y mantequilla.
  • Evita la proliferación de insectos en alacenas y sitios en los que almacenes comida.